Jerónima Bonafé: «Es necesaria una discriminación positiva en la incorporación de la mujer al sector agrario»

ACTUALIDAD | SALA DE ACTUALIDAD
 

diciembre 30, 2020

Jerónima Bonafé es Presidenta de la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España y Vicepresidenta del Grupo de Trabajo de Mujeres del COPA-COGECA, organización que representa tanto a los agricultores y a las agricultoras como a las cooperativas de la UE.

Además, una luchadora por la igualdad de género y por el cambio climático. Bonafé recibió el Premio extraordinario de innovación a las mujeres rurales que reconoce su trayectoria en el ámbito cooperativo, al impulsar a las mujeres socias a desempeñar un papel más activo y a liderar, en la vida empresarial de las cooperativas, los cambios de mentalidad necesarios en la mejora de su participación en estas empresas del medio rural.

Desde las cooperativas las mujeres luchan cada día por hacerse un hueco en la sociedad y en el sector agrario, un sector masculinizado, pero en el que cada vez más mujeres trabajan y viven de él. 

 

 

¿Cuál es el papel de la mujer rural hoy día? ¿Qué brechas existen a día de hoy respecto a los agricultores?

Creo que las mujeres están más preparadas, con ganas de formarse continuamente, con capacidad de innovar y diversificar la explotación. El hombre es más tradicional, prefiere conservar y mantener la explotación sin introducir grandes cambios, pero con ganas de aumentar la dimensión.

La mujer juega un papel crucial en el sector agrario. Durante este confinamiento ha quedado demostrado el papel importante de la mujer, ha seguido trabajando en la explotación, cuidando de los hijos que estudiaban en casa y de los mayores que no podían asistir al centro de día.
Por desgracia y como es habitual es una profesión muy poco visible. Es poco frecuente ver a mujeres liderando las OPAS , en los consejos rectores de las cooperativas, etc. En muchos casos siguen realizando trabajos no remunerados, sin autonomía económica , sin cotización a la seguridad social, cosa que es determinante para su jubilación o cualquier tipo de discapacidad.

En su opinión ¿Qué grado de concienciación ambiental tienen las mujeres rurales?

Las mujeres están muy concienciadas con el cambio climático y lo demuestran día a día en el cuidado de las explotaciones. Al ser más emocionales que los hombres transmitimos más fácilmente los cambios que tiene que generar la sociedad. Pero es evidente que ser respetuoso con el planeta Tierra, es obligación de toda la sociedad.

En cuanto al reciclaje de residuos agrarios ¿Cree que los agricultores y agricultoras están concienciados y reciclan este tipo de residuos adecuadamente?

El sector agrario lleva ya un largo recorrido donde es evidente y notorio el reciclaje de residuos de todo tipo. Un requisito obligatorio para cumplir con las directrices de la UE y que queda más acentuado con la entrada en vigor de la nueva PAC. Los agricultores europeos ya han adoptado importantes medidas para aumentar la sostenibilidad y aplicar las normas, cada vez más exigentes. La comunicación Estratégica “de la granja a la mesa” para un sistema alimentario justo, saludable y respetuoso con el medioambiente, es un claro ejemplo.

En los Planes de Recuperación y Resiliencia Económica, los Estados Miembros deberán presentar sus planes con unos objetivos claros, entre ellos un claro apoyo a la transición verde, por lo cual ninguna inversión deberá destinarse a medidas o planes que dañen el medioambiente.

¿Qué nivel de importancia tiene asociarse y cooperar en el campo?

Sin lugar a dudas, formar parte de la gran familia cooperativa española es indispensable para poder sobrevivir dignamente en el sector. Si alguien tiene dudas que piense por un momento que pasaría si toda la comercialización de nuestros productos, estuviera en manos de otro tipo de operadores que no forman parte de la economía social.

Las cooperativas agrarias  pueden crear economías de escala en el mercado mediante la concentración de la oferta de alimentos y el refuerzo del poder de negociación de los agricultores. Son las estructuras adecuadas para acompañar a los agricultores a diversificar los modelos de negocio tradicionales.

No se deslocalizan, mantienen el dinamismo en las zonas rurales, creando oportunidades de empleo y ampliando la calidad de vida, la educación y el bienestar de las gentes que habitan el entorno.

Como feminista, ¿Qué acciones concretas propondría para trabajar en la Estrategia de la UE para la Igualdad de Género 2020-2025 a nivel general? ¿y en el ámbito agrario?

Es necesaria una discriminación positiva en las incorporaciones de mujeres al sector. La mujer fija población en esta España despoblada, pero tiene que tener las mismas oportunidades que la mujer que vive en una gran ciudad como por ejemplo poder conciliar la vida personal con la profesional.

La Estrategia Europea para la igualdad de Género 2020-2025 es vital para conseguir avances en materia de igualdad de género y cumplir con los ODS. Sobre todo que la mujer pueda prosperar económicamente en condiciones de igualdad en la sociedad . 

Para ello, seguiremos desde Cooperativas Agroalimentarias trabajando para empoderar a nuestras mujeres socias de cooperativas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies