‘Alcarràs’: la película que lleva a la gran pantalla la vida y retos de los pequeños agricultores españoles

ACTUALIDAD | SALA DE ACTUALIDAD
 

mayo 9, 2022

“Durante generaciones, la familia Solé, cultiva una gran extensión de melocotoneros en Alcarrás, una pequeña localidad rural de Cataluña. Pero este verano, después de ochenta años cultivando la misma tierra, puede que sea su última cosecha”.

Esa es la sinopsis y punto de partida de ‘Alcarràs’, la nueva película de la joven directora Carla Simón, ambientada en el municipio ilerderse de Alcarrás, pueblo que forma parte de la extensa zona productora melocotonera y de otras frutas de hueso que se extiende siguiendo la ribera baja del Ebro, en La Almunia de Doña Godina, pasando por Fraga (Provincia de Zaragoza) hasta numerosos pueblos de Lleida ya en Cataluña.

Una zona que produce buena parte de estas frutas en España y Europa pero que, como muchas iniciativas agrarias actualmente, deben superar distintos retos. En el caso de la familia que retrata al película de Simón, la familia Solé, esta se ve obligada a sacar adelante su última cosecha tras aceptar la venta de los terrenos donde están sus árboles para instalar placas fotovoltaicas.

En palabras de su directora en entrevista a Europa Press, la película “trata de una historia sobre la pertenencia a una tierra, a un lugar. Un drama sobre las perpetuas tensiones generacionales, la superación de antiguas tradiciones y la importancia de la unidad familiar en tiempos de crisis”.

“Ha sido una manera de defender el modelo de hacer agricultura en familia, en pequeño”, asegura.

La ligazón de la directora con el campo es real, ya que Alcarrás es el pueblo de la madre adoptiva de la cineasta y donde sus tíos son agricultores. Además, muchos vecinos han participado como extras y actores secundarios en la cinta.

La historia que retrata recuerda a la que ya se vivió durante los primeros años 2000 en los que muchos agricultores vendieron sus tierras para construir huertos solares, una situación que ahora vuelve a darse acabando muchas veces con explotaciones familiares donde no había relevo generacional.

“No tiene que ser malo cambiar fruta por placas solares, una actividad que ahora necesitamos […] pero que no puede hacer que nos olvidemos de la agricultura familiar”, comentaba la directora en la presentación de la película.

Simón ya retrató el mundo rural en su primera película, ‘Verano 1993’, que fue seleccionada por al academia para competir en los Oscars.

‘Alcarrás’ ha sido calificada como una de las mejores producciones españolas por la crítica de los últimos años. Fue presentada en la Lonja de Lleida esta pasada semana, en un acto que se convirtió también en un homenaje al sector agrario y sus familias. La película, rodada en catalán, ya se encuentra en exhibición en los cines.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies