La próxima cumbre de la ONU reactivará los ODS a través de una nueva campaña de comunicación

Por primera vez en décadas, los avances en materia de desarrollo están revirtiendo. La pandemia mundial, la guerra de Ucrania y por consecuencia la crisis financiera han desterrado al olvido las prioridades que fueron marcadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible en pro de esbozar un mundo medioambientalmente sostenible, más justo y menos pobre. Para volver a encarrilar urgentemente al mundo hacia la consecución de los ODS, la Organización de Naciones Unidas prepara la Cumbre sobre los ODS los días 18 y 19 de septiembre en Nueva York, con el fin de reafirmar sus compromisos colectivos con los objetivos y la promesa de no dejar a nadie atrás. Aparentemente ante un mundo que se desmorona, la ONU pide no desatender las prioridades de la Agenda 2030, por ello, prepara una nueva campaña de comunicación global, con un nuevo diseño, en el que se quieren implicar a personalidades influyentes del mundo del espectáculo, la cultura y el deporte.

Uno de los principales ejes es la campaña, se llamará Actúa Ahora, con la que se pretende motivar a los ciudadanos para que se movilicen en favor de los 17 Objetivos. Desde el uso del transporte público hasta la recaudación de fondos para las escuelas o la defensa de la igualdad, la plataforma propone una serie de pasos que todo el mundo puede seguir para acelerar el progreso hacia los ODS y mejorar la calidad de vida en un planeta más sano para todos.

Pobreza y clima

La brecha de la pobreza y la desigualdad es cada vez mayor en el mundo, entre 691 y 783 millones de personas no tuvieron comida suficiente durante el año pasado, 122 millones más que en 2019, según el último informe de la ONU, El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2023.

Con respecto a la preservación del medio ambiente y en concreto el cambio climático, sucede también lo mismo. La propia ONU manifiesta en El Informe sobre la Brecha de Emisiones 2022, que si los países no toman las riendas de sus compromisos en materia de reducción de gases de efecto invernadero, la temperatura global subirá de 2,4 a 2,6 °C este siglo.  Los expertos señalan que se necesita esta transición en los sectores del suministro de electricidad, la industria, el transporte y la construcción, y los sistemas alimentario y financiero.

COMPARTE

NAVEGA

COMPARTE

NAVEGA